Seleccionar página

Piscinas en balcones y terrazas

Debido al actual estado de alarma en el que nos encontramos por causa de la pandemia provocada por la Covid-19, así como las condiciones sanitarias necesarias para erradicar su explosiva expansión, numerosos municipios han decidido no abrir sus piscinas municipales este verano del 2020.

Ello, unido a la incertidumbre de muchas familias por conocer si podrán disfrutar de algún destino vacacional, ha provocado un aumento sin precedentes en la venta de piscinas desmontables, lo cual hasta aquí llega a ser lógico. 

50 cm de agua se convierten en 500 Kg/m2

Pero la lógica desaparece cuando esa piscina desmontable se pretende instalar sobre la terraza o el balcón de la vivienda sin conocer si la estructura de ese edificio puede soportar la carga que le transmite el nuevo elemento, ya que, aunque podría llegar a parecer que el agua no pesa, una piscina de 50 cm de profundidad de agua transmite 500 Kg/m2, sin tener en cuenta el peso propio de sus usuarios.

Consecuencias de la sobrecarga

Esta sobrecarga puede llegar a ser superior a la hipótesis de cargas con la que la estructura ha sido calculada, pudiendo producir lesiones en el edificio que van desde fisuras o grietas en los elementos de cerramientos, tabiques y techos, hasta el colapso de la estructura como se puede apreciar en la fotografía que ilustra este artículo, donde el balcón ha soportado una carga superior a la admisible y ha colapsado.

Otro ejemplo, en este caso en una terraza, lo tenemos en la siguiente fotografía, donde se ha producido la rotura del forjado por exceso de carga.

¿Cómo evitarlo?

Para evitar los daños tanto materiales como personales que pueden llegar a ocasionar estos incidentes, así como las posteriores responsabilidades civiles, e incluso penales, que se pueden llegar a producir en comunidades de propietarios, es necesario consultar con técnicos competentes en la materia (arquitectos y arquitectos técnicos) la viabilidad de la instalación, de tal forma que se realice el estudio correspondiente determinando si la estructura del edificio donde se pretende instalar la piscina desmontable está preparada para soportar las nuevas sobrecargas a las que se expondrá.

Cualquier consulta sobre este y otros temas no dude en ponerse en contacto con merino arquitecto, donde estaremos encantados de poder asesorarle y ayudarle.